Cómo llegó Angry Birds al cine

Debido al enorme éxito del juego, en 2014 la propia empresa creadora anunció un acuerdo con Sony Pictures


Desde su aparición en 2009 como una aplicación para móviles, Angry Birds se ha convertido en un hito de la industria de la entretención que desde este año superará las barrera de los juegos y se instalará en el cine.

Fue en diciembre de 2009 que el juego de la compañía finlandesa Rovio llegó a App Store. Casi un año después ya sumaba más de 12 millones de descargas y para 2015 la cifra sobrepasaba las tres mil millones.

Una versión de Star Wars, locaciones como Rio de Janeiro y hasta una edición espacial han sido parte de las entregas de la saga, que ya había incursionado en otras áreas más allá del smartphone, como los juguetes y hasta un libro de yoga.

Debido al enorme éxito del juego, en 2014 la propia empresa creadora anunció un acuerdo con Sony Pictures para llevar a los pájaros gruñones a la pantalla grande: Rovio desarrolló, produjo y financió la cinta, mientras que la firma multinacional se encargó de la animación (a través de Sony Pictures Imageworks) y la distribución mundial (a cargo de Columbia Pictures).

Para este desafío, Rovio contrató a Clay Kaytis y Fergal Reilly como directores. Aunque es su debut en la dirección, ambos son “veteranos” en la industria de la animación: mientras el primero estuvo 19 años en Disney y fue supervisor de cintas como Tangled y Bolt, el segundo es conocido desde mediados de los ’90 por su trabajo como artista visual con créditos en Spider-Man 2, Lluvia de albóndigas, Hotel Transylvania y Space Jam, entre otras películas.

En una entrevista realizada en diciembre pasado, Reilly se refirió al desafío de darle una identidad cinematográfica a los pájaros y cerdos del juego. “Estos son los iconos de un juego que parecen ser los personajes, pero en realidad son sólo los iconos. Por lo que depende de nosotros darles una personalidad”, afirmó.


Clay Kaytis y Fergal Reilly

Angry Birds, la película contó con un presupuesto de 75 millones de euros, la más alta cifra que alguna vez se haya usado en Finlandia. Para dar una idea: hasta ahora, la mayor inversión correspondía a la película Big Game, con 7,5 millones de euros.

Tanta fue la importancia del desafío de llevar al cine el exitoso juego, que en 2015 la empresa anunció un recorte de 260 personas, lo que equivalía a un 40% de su planta de trabajadores. El único sector que no tuvo despidos fue el que estaba a cargo de la película.

El reparto de los actores que prestaron sus voces para la película está repleto de figuras:Jason Sudeikis (protagonista de Quiero matar a mi jefe y ¿Quiénes son los Miller?) es el pájaro Rojo; Josh Gad (que también es la voz de Olaf en Frozen) es el pájaro Chuck;Danny McBride (protagonista de Pineapple Express y This Is The End) como el pájaro Bomb; Bill Hader (que actuó en Súper cool y Una noche en el museo, y también es la voz de Miedo en Intensa-mente) como el malvado cerdo Leonard; Sean Penn es el pájaro Terence; y Peter Dinklage (conocido como Tyrion Lannister en Game of Thrones) como el águila Mighty Eagle.



Según dijo Reilly recientemente, junto a Kaytis contaron con total libertad por parte de Rovio para desarrollar la película en términos creativos. “Ellos tienen sus propias ideas de quiénes son los personajes, pero nos dieron una hoja en blanco para crear nuevas personalidades”, expresó.

Y agregó: “Se nos permitió probar cosas, cometer errores, y empujar el proceso de la historia y ciertos chistes que a veces pueden ser cortados dentro de un estudio más grande. Esa fue una de las razones por las que pudimos hacer la película en el tiempo (cerca de dos años) en que lo hicimos”.

Por ello, en la película se aprecian algunos detalles diferentes a los pájaros y cerdos que vemos en el smartphone: por ejemplo, tienen brazos como si fueran humanos. Así se desarrolla la historia de la película centrada en Red, un pájaro malhumorado y enojón que es enviado a una terapia para manejar su ira. Allí conoce a Chuck y Bomb y juntos descubren el malévolo plan de los cerdos liderados por Leonard.

La cinta tiene una duración de 97 minutos y, aprovechando la popularidad, la compañía lanzó una nueva versión del juego basado en los pájaros, que permite complementarse en el mismo cine: si abres la aplicación en los créditos, puedes desbloquear una escena inédita de la película y también obtener una zona extra.

Angry Birds, la película ya en tu cine preferido.