Jodie Foster arremete contra el cine de superhéroes

Hablando de Black Mirror Jodie Foster aprovechó de repasar porque cree que Hollywood y las grandes producciones están arruinando la industria del cine.


Mientras era entrevistada por su rol como directora de Arkangel, el capítulo de la cuarta temporada de Black Mirror del cual estuvo a cargo, Jodie Foster defendió la decisión de dirigir esta historia como parte de la antología de Netflix como un rechazo a la industria de Hollywood, la que ha su juicio ha está transformando a las películas en “parques temáticos”.

La dos veces ganadora del Oscar fue critica con las grandes producciones y sobretodo con las películas de superhéroes acusándolas de “arruinar los hábitos de consumo de los estadounidenses y del resto del mundo.” Foster dijo además que los estudios generan malos contenidos solo con el fin de agradar a las masas y ganar dinero y que simplemente no le interesaba participar en películas de 200 millones de dólares sobre superhéroes.

Sin embargo, la actriz no desechó del todo la opción de interpretar o dirigir algún proyecto basado en historietas, siempre y cuando este tuviera una “psicología muy compleja.”

Jodie Foster no es la primera celebridad en criticar a las grandes producciones que han acaparado la cartelera en los últimos años como el Marvel Cinematic Universe. En septiembre de 2017 el director Steven Spilberg dijo que las producciones superheróicas desaparecerían algún día tal como el western, ya que no eran más que un fenómeno efímero de la cultura popular.