¿Cómo 'resucitaron' a Paul Walker para 'Fast & Furious 7'?


Tras el trágico fallecimiento de Paul Walker en un accidente de tráfico a principios de diciembre de 2013 los seguidores de la saga 'Fast & Furious' creyeron que se quedarían sin la séptima entrega. Pero las nuevas tecnologías se pusieron de su parte y, gracias a éstas y a la participación de los hermanos del actor, la película saldrá próximamente a la luz.

La empresa encargada de asumir el reto de la resurrección de Walker fue Weta Digital, la misma que se encargó de producciones como Avatar o El Señor de los Anillos.

Para rodar la película se recuperaron fotogramas de anteriores entregas de 'Fast & Furious' que sirvieron para reconstruir la cara Paul Walker. Posteriormente el rostro se fue integrando en el cuerpo de sus hermanos. Una técnica similar se usó en la serie 'Los Soprano' cuando murió Nancy Marchand, madre de Tony Soprano. También se hizo en 'Gladiator', cuando Oliver Reed sufrió un ataque al corazón durante el rodaje.


El productor de la cinta, Neal Moritz, ha explicado en rueda de prensa cómo se tomó la decisión de terminar la séptima entrega de 'Fast & Furious' tras el triste revés que supuso la muerte de Walker: «Habíamos rodado la mayoría de las escenas con Paul, pero nos preguntábamos cómo íbamos a hacer que funcionara. Tengo que decir que él estaba con nosotros».

«Gracias a las escenas que no utilizamos en las anteriores películas y con la nueva tecnología fuimos capaces de completar la película inspirados por el espíritu de Paul y darle así a él y a su personaje un perfecto final cinematográfico. Esta cinta es un testimonio de su legado», ha señalado.