Mira el nuevo tráiler de Star Wars que te dejará pegado a la pantalla.



Esta mañana, el Centro de Convenciones de Anaheim, en California, no podía haber vivido una situación más fantástica.Este fue el lugar que la compañía Walt Disney y su filial, LucasFilms, eligieron para presentar, tras años de preparación y rodaje, “Star Wars: The Force Awakens”.

Es la séptima entrega de la saga de ciencia ficción más aclamada de la historia, que apuesta por un regreso a sus orígenes.

Los tres primeros filmes, “A New Hope” (1977), “The Empire Strikes Back” (1980) y “The Return of the Jedi” (1983), continúan siendo referente del género y siendo descubiertos por nuevas generaciones.

Después de que su creador, George Lucas, presentara los tres exitosos pero controversiales episodios previos, aunque rodados con posterioridad, “The Phantom Menace” (1999), “Attack of the Clones” (2002) y “Revenge of the Sith” (2005), y vendiera su productora a Disney por alrededor de $4,000 millones (que donó a diversas organizaciones educativas), los directivos de ésta decidieron relanzar la franquicia.

Hoy fue el momento decisivo. Y el show no defraudó.

Emitido vía streaming alrededor del mundo, la Star Wars Celebration contó con la presencia de sus dos principales responsables, el director y co-guionista J.J. Abrams(quien con anterioridad había realizado las más recientes entregas de “Star Trek”) y la productora Kathleen Kennedy (asociada a Steven Spielberg desde 1981).

Abrams insistió en su interés por mostrar una película más realista que las más recientes entregas, de ahí que se rodara en escenarios naturales, como en un desierto de Abu Dhabi, “donde la temperatura fue de 128 grados”, recordó, con decorados construidos para la ocasión y robots “de carne y hueso”, no creados por obra y magia de los efectos generador por computadora.

Eso, expresó el cineasta, “porque creí que sería mejor si los robots actuaran, tanto para los actores como para los decorados”. Uno de ellos, el nuevo BB8 rodante, fue presentado en ese momento para el deleite de la audiencia.

“Una de las cosas que adoro de la serie original es el aspecto sucio, usado, realista. Nada era nuevo, pristino. Eso es lo a lo que queremos regresar” en “The Force Awakens”.

Además, hicieron acto de presencia las nuevas estrellas de la cinta: el actor guatemalteco Óscar Isaac (“Drive”) y los intérpretes británicos Daisy Ridley y John Boyega, quienes dan vida a los nuevos héroes de la función, Poe Dameron, Rey y Finn, respectivamente.

Isaac, que se perfila como la nueva estrella de la franquicia, explicó que su personaje, Poe Dameron, “es el mejor dichoso piloto en la galaxia. Es enviado a una misión por una cierta princesa… cruza camino con el personaje de John y es allí donde todo empieza”.

Por supuesto, el momento cumbre de la velada fue cuando Anthony Daniels (C3PO),Peter Mayhew (Chewbacca), quien mostró signos evidentes de un reciente problema de salud, Carrie Fisher (Princesa Leia) y Mark Hamill (Luke Skywalker) aparecieron en escena. Son los miembros más veteranos de la serie, que regresan a la aventura, aunque el caso de Daniels sea distinto porque es el único veterano que ha participado en todos los episodios.

El gran ausente

Faltó a la cita Harrison Ford, aún recuperándose de las heridas que sufrió después de su accidente de avión en Santa Mónica.

“Harrison Ford es la única persona que puede aterrizar un avión en un campo de golf, justo al lado de dos doctores”, expresó Kathleen Kennedy recordando el percance.

Carrie Fisher recordó que ella fue prácticamente la única mujer en la historia original con un papel destacado. "Me gustó porque sólo tenía 19 años… pero ahora sé que necesito ayuda", bromeó, indicando que no va a lucir su popular peinado… "o el bikini de metal" del que hizo gala en "Return of the Jedi".

Todos insistieron en la importancia de los seguidores de la serie para que ésta siga siendo tan popular como en su debut hace casi 40 años.

“No hay nada más importante en el universo de Star Wars que los fans. Todo el mundo en LucasFilm, en Disney, todos son fans y todos tenemos una historia que contar sobre Star Wars. La experiencia generacional lo es todo de cara al futuro del mundo de la serie”, indicó Kennedy.

“Tengo un mensaje muy simple: un simple gracias. Porque si no fuera por los ultra apasionados fans, no estaríamos aquí“, comentó Mark Hamill. “Estoy agradecido por su entusiasmo y pasión. Siempre me he sentido tan amado por los fans. Son más que fans: son familia”.

La celebración concluyó con la presentación de un segundo avance de la cinta, que se estrenará el próximo mes de diciembre, y en el que, por fin, se mostraron breves apariciones de Luke Skywalker y un Han Solo (Ford) nuevamente acompañado de Chewbacca, cerrando el trailer con una frase ya histórica: “Chewbie: estamos en casa”.