Ettore Scola, uno de los últimos directores de la edad de oro del cine italiano muere

El cineasta falleció este martes a sus 84 años en el hospital Policlínico de Roma debido a una dolencia cardíaca.


El cineasta falleció este martes a sus 84 años en el hospital Policlínico de Roma debido a una dolencia cardíaca.

Los actores: los enormes Sofía Loren y Marcelo Mastroniani. La historia: dos personas que se encuentran en medio de la soledad de un enorme edificio el mismo día en que Hitler visita por primera vez la Italia conducida por Benito Mussolinni.

Con sutiles, pero profundos planos y secuencias, Scola, considerado como uno de los fundadores del cine moderno italiano, logró darle un tono épico al encuentro de una ama de casa y a un locutor sin empleo que aprovechan un día entero para entablar una relación inolvidable.

Y ese sello le dio fama a Scola en el mundo del cine y por eso el planeta de la cultura lo despide como el último maestro de la época dorada del cine italiano.

Además de "Una Giornata Particolare" sus obras más conocidas son "Il Sorpasso" (1962), "La Familia" (1987), "La Cena" (1990) y tal vez una de las más recordadas en América Latina: "Nos habíamos amado tanto", de 1974.

Premio en Cannes

Nacido en mayo de 1931 Trevico (Italia), deja una larga lista de películas y premios cosechados a lo largo de su carrera.

En 1980 ganó el premio al mejor guión en el Festival de Cannes por "La terraza" y cuatro de sus películas fueron nominadas al Oscar al mejor filme de habla no inglesa.

Todo esto lo logró gracias al trío de actores que participaron en la mayoría de sus películas: Marcelo Mastroniani, Sofía Loren y "Il Mattatore" Vittorio Gasmman.

Una de sus últimas obras fue el documental "Che strano chiamarsi Federico!" (Qué extraño llamarse Federico), que realizó en 2013 para conmemorar el 20 aniversario de la muerte de su compatriota y compañero de profesión Federico Fellini.