Hardcore: Misión Extrema (RESEÑA)

La primera película en primera persona podría inaugurar una nueva era en el cine.


Despiertas dentro de una extraña cápsula. No recuerdas nada. Ves a una hermosa mujer (Haley Bennett), quien te dice que tu nombre es Henry, que eres su esposo… y que te ha resucitado. Cinco minutos más tarde, un hombre demente llamado Akan (Danila Kozlovsky) la secuestra porque planea invadir al mundo con un ejército de mercenarios. Tu cabeza tiene precio. Todos te disparan mientras huyes por las calles de Moscú. En ningún lugar estarás a salvo... pero también encontrarás algunos aliados en el camino, como Jimmy (Sharlto Copley), un misterioso hombre que te ayudará a descubrir qué diablos está pasando. ¿Listo para sobrevivir? ¡Buena suerte, Henry! La necesitarás...

Así es el argumento principal de Hardcore: Misión extrema, que acaban de leer en primera persona porque ésta es la primera película en la historia en ser filmada con la técnica POV (Point of View) que es, básicamente, el punto de vista de una persona en particular (y que no hay que confundir con el cine de found footage o el falso documental).


En 2013, Darren Aronofsky tuiteó un enlace que llamó la atención del mundo. Se trataba del video musical “Motherf*cker” de la banda de punk Biting Elbows, que se convirtió de manera instantánea en un éxito debido a que presentaba una sangrienta y emocionante persecución filmada con la técnica de POV, algo que sólo se había visto antes en los videojuegos. Después de este enorme éxito que al día de hoy suma más de 55 millones de reproducciones en YouTube y Vimeo, este video musical se convirtió en una oportunidad de oro para el joven cineasta ruso Ilya Naishuller –y front man de la mencionada banda– para convertir ese extraño experimento audiovisual en su ópera prima y, de paso, marcar un precedente en el mundo del cine.

Aprovechando esta novedosa manera de narrar una historia, la cinta recurrió a las famosas cámaras GoPro para transportar a la audiencia a una emocionante persecución por las calles de Moscú. Para lograrlo, se utilizó al pie de la letra la estructura y narrativa de los mundialmente famosos juegos de disparos en primera persona (o FPS: First-Person Shooter). En pocas palabras, Hardcore Henry es, en esencia, la experiencia de un videojuego llevada a la pantalla grande.

Pese a que esto pudiera sonar como algo aburrido o difícil de ver, la cinta se convierte en una experiencia audiovisual realmente sorprendente, que destaca por su bien logrado trabajo en efectos visuales y efectos especiales pero, sobre todo, por su fotografía. Si piensan que ésta es de esas películas –como Cloverfield o [REC]– que te marearán de principio a fin, están equivocados. A pesar de las interminables persecuciones, el movimiento de cámara nunca se convierte en algo molesto o incómodo para la audiencia. Además, es digno de aplaudir que la producción logró que, en cuanto a los movimientos de cámara se refiere, la película parezca una improvización de principio a fin, pero siempre poniendo a cuadro los personajes y elementos que debían estar presentes para unir cada uno de los puntos de la historia. 


Otro aspecto en el que la cinta acierta de manera brillante es en su música. Ya sea que veamos una romántica escena o una secuencia sanguinaria, el score (que recuerda un poco al de la serie Mr. Robot) y el soundtrack (con temas de Queen, Frank Sinatra y muchos más) logran enaltecer la emoción de cada una de las escenas. (Por cierto, pueden escuchar ambos en Spotify). 

Finalmente, y regresando a la experiencia del POV, seguramente a los gamers les ha pasado que, a veces, a la hora de jugar, de manera involuntaria, levantas la cabeza o te inclinas hacia algún lado como intentando mejorar la visión que tienes en la pantalla. Así me sucedió, en varias ocasiones, al ver esta cinta, como si yo pudiera manipular la visión que Henry tenía en ese momento en la pantalla. Quizás esto sea un poco extraño de leer, pero lo menciono debido a que, después de ver esta cinta, recordé los videos que han sido lanzados en distintas plataformas en 360º y en los primeros experimentos en el mundo del cine. El canal de YouTube Google Spotlight Stories lanzó recientemente el cortometraje de terror HELP, que es uno de los primeros trabajos de realidad virtual en la historia del cine. Esos experimentos, combinados con el logro tecnológico de Hardcore Henry podrían inaugurar muy pronto una nueva era en la industria cinematográfica.

Todos invitados a verla en Max Cinema y a continuación su tráiler: