10 razones para ver Bright de Netflix

Netflix cierra el 2017 con Bright, su película más ambiciosa hasta la fecha, dirigida por David Ayer y protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton.


Si alguna vez se han preguntado cómo se vería una realidad alterna donde elfos y orcos –criaturas mitológicas popularizadas por J.R.R. Tolkien con El señor de los anillos– existieran en el siglo XXI, Bright les tiene una respuesta. La película dirigida por David Ayer y protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton nos adentra en una ciudad de Los Ángeles donde la realidad y la ficción tienen un punto de encuentro.

Aquí les dejamos 10 razones para ver Bright en su estreno global en Netflix este 22 de diciembre:

1. Un Día de entrenamiento en la Tierra Media

“Es como Día de entrenamiento, porque es rudo y clasificación R, y un drama policial que tiene un punto de encuentro con El señor de los anillos“, describe Will Smith a los periodistas que acabamos de ver la cinta en el marco de Brasil Comic-Con en la ciudad de Sao Paulo. Esta descripción resume de manera acertada la original premisa del filme: Daryl Ward (Will Smith) es un policía de la LAPD al cual se le asigna una nueva pareja: Nick Jakoby (Joel Edgerton), el primer orco en unirse a las fuerzas policiales. Un día reciben un llamado a un extraño edifico, pero lo que supuestamente sería una noche de rutina, se convierte en una misión por proteger una varita mágica y a su guardiana, un elfa llamada Tikka (Lucy Fry). Sólo un Bright, un mago, es capaz de controlar esta reliquia ancestral. En las manos equivocadas, podría causar la destrucción total de la ciudad. Sin embargo, esto no ha detenido a las diferentes razas en sus intentos por apoderarse y controlar esta arma nuclear que concede deseos.

2. La prueba de David Ayer 

Aunque la taquilla de Escuadrón Suicida diga lo contrario, el anterior largometraje del director oriundo de la ciudad de Los Ángeles fracasó en la opinión pública y con los críticos. Ahora, dos años después, Ayer se enfrenta nuevamente a una súper producción con Bright, de la cual podemos decir sale más airoso. El estilo particular del director, en donde las explosivas secuencias de acción plagadas de efectos especiales actúan como el pegamento que une a toda la cinta, se siente más estilizado y definido. Ayer logra además un buen balance entre todos los temas que Bright intenta abrazar, desde los elementos fantásticos y el drama humano, hasta la crudeza de brutalidad policial.

3. Will Smith

El magnetismo y carisma en pantalla de Smith es uno de los grandes alicientes de la película. En el papel protagónico de Daryl Ward, un valiente policía humano, Will Smith lleva el peso de la cinta sobre sus hombros y una vez más comprueba que el género de la ciencia ficción le sienta muy bien: “Este negocio es difícil, el público sólo alcanza a ver la parte glamorosa, pero trabajar con personas como Will hacen que todo este trabajo valga la pena. El simplemente es un tipo genial”, comentó David Ayer.

4. El imaginario fantástico de Max Landis

El guionista Max Landis (Victor Frankestein), cuyo guion fue adquirido por la plataforma de streaming por $3.5 millones de dólares, nos presenta un universo sólido de criaturas, profecías y artefactos mágicos. Landis nos da su versión de los orcos, los cuales firmaron su sentencia de muerte hace 2000 años al pelear una guerra del lado que resultó el perdedor, por los cuales han sido relegados a ocupar el nivel más bajo del estrato social. En contraparte, los elfos ocupan el lugar más privilegiado en este mundo alterno, y se encuentran rodeados de riqueza y privilegios. La cinta incluso fue un paso más adelante y desarrolló aun más el contexto de cada raza al crear un lenguaje completo con una escritura para cada una de ellas, así como un diseño de producción que abarcaba diferentes tipos de grafiti y otras formas de expresión artística dependiendo de la raza.

5. El resto del elenco

Uno de los elementos claves de Bright es que también es una película de amigos. La mancuerna entre Daryl Ward y Jakoby aporta una buena dosis de comedia y ligereza en medio del caos. Para convertirse en el orco Jakoby, el actor australiano Joel Edgerton atravesaba a diario un tortuoso proceso de maquillaje en donde le colocaban prótesis faciales, lo cual le propuso un gran reto actoral al tratar de transmitir todas las emociones que atravesaba su personaje bajo esa gruesa capa de maquillaje. Noomi Rapace (a quien recientemente vimos en otro proyecto de ciencia ficción de Netflix titulado Qué le paso a Lunes) completa el elenco como la villana y mortífera elfa que junto con sus dos secuaces no se detendrá por nada en su intento de apoderarse de la varita mágica.


6. La acción

Con cintas como Sin tregua y Día de entrenamiento, David Ayer ha probado su competencia en el género de cintas policiales, donde predominan las crudas y explosivas persecuciones automovilísticas y tiroteos. Bright es una extensión de este sello personal de Ayer, con un elemento extra: la fantasía. De esta manera, el director maximiza las oportunidades que esto le brinda en cuanto a los gadgets que puede utilizar, los efectos especiales, y al desafiar las leyes de la gravedad cuando se trata de un combate uno a uno. Bright te mantendrá al borde del asiento.

7. Tecnología

El cometido de Netflix es intentar brindar a sus usuarios la experiencia cinematográfica al estilo blockbuster hollywoodense de una sala de cine en la comodidad de sus casas, por lo cual la plataforma se ha dado a la tarea de utilizar nuevas tecnologías visuales y auditivas para crear una experiencia más envolvente e inmersiva. Gracias a esto, Bright podrá ser disfrutada en HDR (High Dynamic Range) y en Dolby Vision (para quienes cuenten con el equipo capaz de soportar estas tecnologías). En la parte del audio, la cinta podrá también ser disfrutada en Dolby Atmos.

8. El soundtrack

Podrá ser una película de fantasía con hadas y magia, pero la cinta opta por un soundtrack urbano y actual encabezado por el track “Broken People” de Logic & Rag’n’Bone Man. La cinta abre con el poderoso beat de este canción mientras nos presenta una secuencia plasmada en grafiti que nos introduce al mundo y dinámicas raciales de Bright, mientras establece el tono del filme. Las elecciones que comprenden los trece títulos del soundtrack siguen este misma línea, como “World Gone Mad” de Bastille, “Danger” de Migos y Marshmello, “Crown” de Camila Cabello y Grey, y “Campfire” de DRAM y Neil Young, entre muchas otras.

9. La realidad colisiona con la fantasía

La cinta entreteje en la trama un metáfora racial que resuena con el clima político actual de discriminación e intolerancia que atraviesa Estados Unidos particularmente: “Una de las cosas que me atrajo a este proyecto es que habla sobre cómo tratamos a las demás personas basándonos en la raza, la cultura y la religión. Mi personaje sufre mucho bullying, porque está ligado a una cultura que es juzgada. Creo que la gente se puede llevar algo de esto con ellos al ver la cinta”, Joel Edgerton explica. Will Smith también agregó: “Es divertida y entretenida, así que primero que nada esperamos que la gente pase un buen rato viendo la cinta. Sin embargo, en mi carrera siempre trato de escoger proyectos entretenidos que también aporten algo de sabiduría. Así que espero que el público se divierte, pero también los motive a cuestionarse ciertos temas sociales.”

10. Potencial de franquicia

Aquéllos de vista aguda podrán apreciar en una de las escenas de la cinta a un grupo de dragones sobrevolando a lo lejos. Esto funciona como una especie de presagio que nos adelanta que hay muchas historias del universo Bright esperando por ser contadas si este mundo se convierte en una saga: “Hay tantos aspectos de la historia que no hemos tocado, que no hemos explorado. Me encantaría tener la oportunidad de regresar a este mundo. Los fans necesitan presionar a Netflix para que haga una segunda parte (ríe), se los haré saber el 23 de diciembre”, Will Smith comenta. David Ayer también comentó que él regresaría en caso de haber una segunda entrega.